Historia del hogar de ancianas “San Vicente de Paúl”

Hogar de ancianas "San Vicente de Paúl

Hogar de ancianas

 

 

En el año 1918, cuando el pueblo salvadoreño se encontraba consternado y sumido en la mayor pobreza a causa de la terrible ruina del terremoto de 1917, surgió la idea de fundar en la ciudad de Santa Tecla, la sociedad de señoras de la caridad de San Vicente de Paúl y fue el padre Nicolás de Graff CM quien funda y dirige este grupo.

Este grupo vicentino, con la inquietud de ayudar a los pobres, funda el Hogar “SAN VICENTE DE PAÚL”, gracias a la iniciativa de la señora Carmen de Gallardo que hizo las gestiones necesarias para conseguir la donación del terreno en el que seria construido el edificio; fueron los señores Eduardo y Ángel Guirola quienes aportaron el dinero para su adquisición.

La construcción fue asignada a los señores Víctor Manuel Huezo y Carlos Morales, terminándola en el año 1930, haciendo la entrega a la sociedad de las señoras de la caridad de San Vicente de Paúl de Santa Tecla.

El hogar inicia dirigido por las señoras de la caridad y con veinticinco ancianas. Fue entonces que por medio de la señora María Vda. de Álvarez, que realiza la gestión con la visitadora de las hijas de la caridad de San Vicente de Paúl en Guatemala, solicita el envió de Hermanas para dirigir la obra.

El 02 de agosto de 1937 la solicitud fue concedida con la llegada de tres hijas de la caridad, siendo ellas Sor María Antonia Santelis, Sor Ana María Catalán y Sor Rafaela Moreira que, con toda disponibilidad, toman la responsabilidad  de la dirección y la administración.

En 1938 construyó la capilla el arquitecto Armando Sol, el altar fue donado por la Srita. María  Araujo, el Santo Cristo y la imagen de la Virgen de  Lourdes fueron donadas por la Sra. Josefina Ulloa de López y la Srita. Elsa López.

En 1975 la Asociación Nacional de la Soberana Orden de Malta de El Salvador, por medio de su presidente Señor Gerard T. Coughlin, se encarga de la remodelación de la sección del consultorio dotándolo de mobiliario, equipo y material. Confiando su administración a una hija de la caridad de San Vicente de Paúl.

En 1976, época en que el hogar estaba muy deteriorado y no contaba con ciertos servicios sanitarios, el Presidente de la Asociación de la Orden de Malta y la familia Kriete remodelan la sección que ocupan las ancianas de caridad, instalando una enfermería, mejorando los servicios y baños con instalación de agua caliente en toda la sección.

Además, equiparon las salas con camas, mesas de  noche, faroles, ropa de cama, etc., y un donativo en efectivo que, hasta la fecha, lo entregan mensualmente.

En 1978, a solicitud de la Hermana Directora, el Fideicomiso Walter Soundy realizó la construcción de una cocina, una despensa, un comedor, ropería, lavandería, sacristía y un dormitorio para el personal.

En 1982 los movimientos sísmicos agrietaron las paredes de la casa que están sobre la 4ª avenida sur y la Asociación de la Soberana Orden de Malta se hizo cargo de las reparaciones con un costo aproximado de 35,000.00 colones. Además, donaron sillas de rueda, sillones, mesitas de noche, andaderas y otros.

En 1986,  con el terremoto del 10 de octubre, la casa vuelve a sufrir grandes daños y, por medio de la hija de la caridad que tenia a cargo la dirección y la presidenta de la Asociación de señoras de la caridad de San Vicente de Paúl, se solicito nuevamente la ayuda del Fideicomiso Walter Soundy; se realizó un estudio para ver los daños ocasionados y la determinación fue reconstruir la casa en su totalidad.

- Construcción del Fideicomiso “Walter Soundy”.

1.- Construcción primera etapa; lavandería, cocona, dormitorios para el personal. 1978.

2.- Construcción segunda etapa; sección “Santa Luisa”. 1992.

3.- Construcción tercera etapa; sección “Margarita Nossau” y “Santa Catalina”. 1994.

4.- Construcción cuarta etapa: área al uso de las Hermanas. 2000.

Otras  mejoras.

- Construcción de bodega No. 1, en 2005.

Remodelación de lavandería, en 2006.

- Reubicación de tendederos, en 2006.

Ornato del jardín, en 2007.

Gracias a la solidaridad de personas altruistas Salvadoreñas, durante estos años, se ha ampliado y modificado el Hogar haciéndolo más cómodo y dotándolo de mejoras tendientes a un mejor nivel de vida para las ancianas, tanto en sus habitaciones como en dependencias en general.

Se reciben siempre visitas de establecimientos educativos y se cuenta con el invalorable apoyo de grupos de estudiantes universitarios quienes, además de servirse del  Hogar para sus prácticas, brindan a las abuelas su contención y saber.

Preside el Hogar la capilla, en donde las ancianitas gozan de la Eucaristía dos veces por semana.

 

Historia escrita por Sor María Zablah

2007

Hello world!

Welcome to WordPress.com. This is your first post. Edit or delete it and start blogging!

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.